Ser rebelde es un problema

0
Ser rebelde es un problema

¿Que se hace hoy día con todo aquel que sobre sale de lo establecido como “normal“?

¿Que se hace hoy día con ese niño, adolescente, ingeniero o periodista que sale del molde que establece la sociedad?

Cuando a una persona con ideas propias, aspiraciones, sueños, ilusiones, deseos… se le intenta limitar dentro de unos márgenes establecidos por personas que no son capaces de ver más allá de lo que hacen en su día a día, más allá de lo existente, esta persona claramente explota. La creatividad, la energía, la imaginación, la ambición o el impulso de alguien extraordinario no se puede contener, tiene que salir por algún lado. Cuando una persona así de brillante quiere sobresalir en un sitio donde no quieren, una de las palabras con la que se denomina es rebelde. Y parece que eso es un problema.

Parece que es un problema tener pensamientos, tener voz, tener iniciativa, tener una forma/filosofía de vida. Es como si estuviera mal que alguien se salga de las enseñanzas que le dan durante toda la vida. Claro que hacer los deberes e irse a dormir pronto está bien para un niño de 10 años, es normal. Pero no por ello se le ha de crear una cabeza cuadrada.

Parece que ser rebelde está mal visto. Puedes ser un mal empleado, un mal amigo, un mal hijo o marido… todo ello por tener más neuronas encendidas que la mayoría del mundo. A un rebelde se le intenta castigar, se le intenta corregir, volver para el “buen camino“, ya que por lo visto se ha descarriado.

Pues si la sociedad cree que se puede atar al mar con el cordón de una zapatilla, adelante. Mientras tanto, todos esos rebeldes a los que se intenta corregir seguirán haciendo cosas increíbles. Seguirán innovando en un laboratorio una nueva vacuna, desarrollarán un nuevo material más ligero y resistente, crearán un nuevo y gran artículo que no deje a nadie indiferente, pintarán una obra de arte… Muy posiblemente esos rebeldes a los que se intentan cambiar acabarán cambiando el mundo.

Ser rebelde mola, que nadie diga lo contrario.

Deja un comentario