Samsung Galaxy S5: lo más esperado de la MWC 2014

0
Samsung Galaxy S5: lo más esperado de la MWC 2014

Esta semana está teniendo lugar la Mobile World Congress 2014, una vez más en mi cercana ciudad de Barcelona. Si no estás familiarizado con el tema, te cuento que en una feria como esta, muchos fabricantes de dispositivos móviles (smartphones/tablets y demás) presentan algunos de sus más esperados o mejores modelos para que la prensa y luego el resto de mortales podamos disfrutarlos, aunque sea a distancia

Una de ellas es Samsung, y por si no te habías enterado aún, se ha encargado de presentar al mercado el nuevo modelo de su gama Galaxy S, el Galaxy S5. Esto ha sido la excusa perfecta para sacar un rato entre clases e intentar traerte un poco de info de éste nuevo teléfono en este post. ¡Así no te pierdes nada!

Características del Samsung Galaxy S5

  • Procesador de 4 núcleos a 2,5GHz, fabricado por Samsung.
  • Memoria RAM de 2GB.
  • Pantalla SuperAMOLED HD de 5,1 pulgadas. Tiene una resolución de pantalla de 1920×1080 y recubrimiento Gorilla Glass 3.
  • Batería de Li-Po de 2800 mAh. Estas baterías son una pequeña variación de las clásicas baterías de Li-ion (Litio), más pequeñas y con una mejor tasa de descarga, con lo que duran más.
  • Cámara trasera de 16 MP y frontal de 2,1 MP. La trasera tiene grabación en UltraHD, estabilizador, HDR y más funciones por software como el DualShot de Samsung, para retratarte a ti mismo mientras haces una foto a cualquier otro elemento.
  • Sistema operativo Android 4.4 KitKat, con la interfaz de Samsung TouchWiz.
  • Dos modelos de capacidad de almacenamiento: 16 y 32 GB, ampliables hasta 64 GB con tarjetas microSD.
  • Certificación IP67, que lo hace resistente al agua y al polvo. Puede aguantar un metro de profundidad durante media hora, aunque yo no me la jugaría mucho. Que sepas que puedes mojarlo sin miedo, eso sí.
  • Un peso de 145 gr y unas dimensiones de 142,0 x 72,5 x 8,1 mm.

Detalles del Samsung Galaxy S5

samsung-s5-2

Primero empezando por el acabado, como puedes ver en la imagen no es muy diferente del S4, que a su vez ya era parecido al S3. Samsung parece que ha visto que este estilo ha dado buenos resultados y ha preferido asegurarse. Reconozco que me gusta más que el S4 la verdad, y una de las razones es que su parte trasera es de un material similar al cuero, y rugosa con micro perforaciones, con lo que le da un mejor agarre y la sensación de resistir mejor los golpes que sus hermanos pequeños, que eran todo plástico.

El S5 saldrá en varios colores: blanco, negro, azul eléctrico (el más interesante) y dorado. No entiendo bien el por qué del último color, al igual que con el iPhone 5S u otros terminales actuales, pero en fin, gustos, colores.

Exteriores

Otro de los detalles que se pueden apreciar es el retoque de los botones de Android, el botón menú y el retroceso. Pero éstos quedan en segundo plano después de que sepas que el nuevo S5 trae dos lectores de huellas dactilares. El primero y principal está integrado en el botón de Home (el botón central físico), y servirá para más cosas que desbloquear el teléfono. Entre esas “cosas” puedes cifrar tus archivos dentro del teléfono o hacer pagos/transacciones con servicios como PayPal, cosa que Apple pese a tener un lector de huellas no ha decidido incorporar aún. El segundo sensor, colocado detrás bajo la cámara, sirve como medidor de frecuencia cardíaca, añadiendo así más funciones a S-Health, la aplicación que te ayuda a llevar una vida más saludable de Samsung.

Cámara

La cámara mejora con respecto al S4, no sólo por los 16 MP sino por que además ha aumentado la velocidad de la cámara, pudiendo hacer una foto en 0,3 seg. Ni patata podrás decir.

Permite la grabación de vídeo en resolución 4K e incluso hacer una foto mientras grabas. Un no parar vamos.

Software

Como comentaba en las características del teléfono, Samsung tiene su propia modificación del sistema Android, llamada TouchWiz, la cual no incorpora muchos cambios en el S5. Sigue el estilo minimalista que está ahora tan de moda, dejando la pantalla más limpia y con iconos algo más grandes.

Lo más llamativo, además del bloqueo del terminal y demás funciones con el lector de huellas dactilares, es un nuevo modo de ahorro de energía. En este modo, el teléfono apaga todos los servicios de aplicaciones dejando sólo las llamadas y mensajes y poniendo la pantalla en un modo monocromo de alto contraste (un blanco y negro bien trabajado), para aumentar así la vida de tu S5.

Por lo que he podido leer en comentarios de algunos medios tecnológicos, no parece haber impresionado mucho en cuanto a diseño y prestaciones, pero parece que Samsung ha preferido ir a lo seguro con este terminal. Ya veremos que ocurre con el siguiente modelo. Éste de momento saldrá al mercado durante el mes de Abril y entonces podremos ver precios con las principales operadoras.

Tú que piensas del nuevo modelo de Samsung, ¿te convence? ¿Crees que no hay mucha mejora del S4 a este? Venga, ¡hagamos debate!

Imagen y noticia de Gizmodo en Español

Deja un comentario