¿Más memoria RAM hace que el ordenador vaya más rápido?

0
¿Más memoria RAM hace que el ordenador vaya más rápido?

No, no es necesariamente. Le daba vueltas a este concepto mientras estaba esta semana trabajando, viendo como a equipos con 2/3 años de antigüedad y con la lentitud consecuente de haberlo estado usando bastante tiempo, el diagnóstico la mayoría de las veces es el mismo: “ponerle más memoria RAM”. ¿Pero que hay de cierto en esto? Vamos a ver.

¿Qué es la memoria RAM?

Empecemos por el principio. Creo que es importante saber, aunque sea a grandes rasgos, qué es este componente tan “valorado” por muchos. La memoria RAM (Random Access Memory en Inglés o Memoria de Acceso Aleatorio en Castellano) es una memoria de acceso intermedio. Se utiliza básicamente para mantener cargadas las aplicaciones que tenemos en nuestro equipo, a fin de acceder más rápido a dicha información. Hay que decir que, cuando el procesador necesita realizar alguna tarea con nuestros datos, el disco duro (que es donde se almacenan) es notablemente más lento en lectura/escritura que la RAM, de ahí su uso como memoria intermedia.

Existen de muchos tipos y tamaños, ya que han evolucionado a un ritmo increíble, al igual que el resto de componentes informáticos. Desde memorias soldadas directamente en la placa hasta módulos con su completa y potente disipación del calor. Toda la información que queráis la tenéis en Wikipedia. La pinta que tienen viene a ser la de la foto que tenéis a continuación.

Memoria RAM 2
Estos módulos de RAM llevan placas disipadoras de calor. Por esa razón no se ven los circuitos como en otros componentes.

Configurando un ordenador ¿Más es mejor?

A día de hoy, se venden ordenadores equipados con un número decente de memoria RAM. Lo mínimo ya se mueve entre los 3/4GB y los 6/8GB, haciendo que las tareas básicas y más cotidianas, desde navegar por Internet, gestionar documentos, reproducir vídeos en alta calidad (sin contar la tarjeta gráfica y su memoria) o incluso mover juegos. Dejando de lado usos como la edición de vídeo o foto, o el gaming más en serio, equipos con 16GB o más de RAM creo que están haciendo un desperdicio de dinero importante. A veces es más conocer una configuración más óptima del equipo, jugando con otras características como el voltaje al que trabaja la memoria. Gracias a ello podemos conseguir más o menos potencia según su voltaje, consumiendo menos energía pero usando toda la capacidad de la memoria.

Obviamente, no todo el mundo sabe de estos detalles, por eso una de mis recomendaciones es que os dejéis asesorar por profesionales de la informática, en tiendas especializadas.

La RAM no lo es todo

Sobre todo cuando se compra un PC a piezas, es muy usual tirar el dinero en mucha memoria, mucho disco y una tarjeta gráfica potente, pero aquí se están olvidando otros detalles igual de importantes. Véase el ejemplo de comprar un equipo con 1TB de disco duro, 16GB de memoria RAM, y la placa base más tirada de precio que haya. Las placas base tienen canales de comunicación interna, donde la información pasa para llegar al procesador y viceversa. Con los números anteriores, conseguiremos poder tener abiertas múltiples aplicaciones a la vez, pero el trabajo en ellas será extremadamente lento, ya que con unos malos canales de comunicación en placa obtendremos lo que se llama “cuello de botella“. Por no hablar de tener por ejemplo una fuente de alimentación justa, con lo que podríamos dañar componentes.

Con esto espero haceros llegar que todos los detalles dentro de un ordenador son importantes, y que muchas veces la solución a la lentitud no pasa por meter más dinero en memoria RAM, sino por revisar e intentar optimizar el hardware que ya tenemos, siempre dentro de lo humanamente posible, claro.

Fuente de las imágenes Flickr | cabecera y post

Deja un comentario