Cosas de blogger: cuesta publicar

0
Cosas de blogger: cuesta publicar

Últimamente no acabo de ver bien ninguna de las ideas sobre tecnología que se me ocurren. Tengo 2 posts medio empezados y a los que todavía no les he puesto los puntos sobre las íes. Esto pasa por que a veces nos cuesta publicar.

Cuando te lanzas a abrir un blog en Internet la emoción te embarga, tienes mil ideas para escribir y parece que no tienen fin. De hecho yo empecé así, leyendo sobre noticias y publicando mis impresiones de ellas. ¿Qué ha ocurrido entonces? Pues que uno se mete más en el mundo blogger. Leer y releer de gente que sabe más que tú y que ha triunfado (sea en mayor o menos medida), siempre te empuja a querer hacer más, corrijo, a hacerlo mejor. Esto tiene su parte buena y su parte mala.

Querer hacerlo mejor en mi caso a significado sacrificar noticias que publican al fin y al cabo una infinidad de webs en Internet por artículos menos comerciales, más personales y (espero) de más calidad. Esto también se traduce en que obviamente publico menos, muchísimo menos, lo cual tampoco me gusta.

Esto te pasa por querer ser muy perfeccionista en tu trabajo/hobby/vida y dejas escapar detalles/oportunidades que seguramente son válidas, o que diablos, igual resulta que son ¡las mejores de tu vida! Pero eso no lo llegas a saber por que prefieres esa idea perfecta que crees que seguro triunfará. Con esa espera sólo consigues entrar en la espiral de no hacer nada, esperando por hacer algo.

Fíjate que hoy no pensaba escribir ningún post, no tenía ninguna idea buena en mente, pero precisamente eso me ha parecido una idea totalmente válida para publicar. Por que esto no trata de un gran y potente medio de comunicación con decenas de profesionales detrás. Se trata de una web que lleva una persona. Una persona con límites, con semanas buenas o malas; humana al fin y al cabo.

Mi consejo: ya sea con tu blog, tu trabajo, tu vida (solo/en pareja), da igual que aspecto, pero no dejes pasar ni una sola de las ideas/oportunidades que te brindan. Lo mejor (un viaje, un post como éste) puede estar a la vuelta de la esquina sin darnos cuenta.

Photocredit Flickr

Deja un comentario