Android L: todo lo que necesitas saber

1
Android L: todo lo que necesitas saber

Sé que seguramente llego una semana y pico largas tarde, pero tuvo lugar la Google I/O de este año (la conferencia para desarrolladores/programadores de Google), y allí se presentó lo que va a ser su nueva versión de Android, que no sólo revoluciona los teléfonos y tablets, sino que también da la bienvenida a un nuevo estándar que Google quiere incluir en los diseños webs. Se trata de Android L y del lenguaje de programación Material Design.

No se sabe aún si seguirá a 4.4 KitKat o si dará el salto al número 5, aunque creo que es lo más tonto que nos podemos preguntar, ya que lo enseñado por Google ha sido de gran calidad.

Google ha aprovechado para mejorar tanto una interfaz que tenía una dinámica muy positiva, como el funcionamiento interno del sistema, haciéndolo muy capaz (por si no lo era ya). Vamos que se les hace la boca agua a los desarrolladores.

Nuevo diseño: Material Design

Así se llama el nuevo lenguaje de programación para dispositivos Android y web que ha desarrollado Google. La interfaz del sistema se ha vuelto a rediseñar, de manera que ahora cuenta con efectos que se asemejan a la profundidad que se consigue con el 3D. Esto hace que hayan niveles mucho más visuales de los diferentes componentes del sistema. En el vídeo de debajo se entiende más fácilmente este concepto (a mi me ayudó).

Además, la barra de notificaciones también se ha renovado, haciéndola más dinámica o “vitaminada”, como dicen en el artículo de Xataka que podréis encontrar al final del post. Otra parte interesante del rediseño es el apartado de aplicaciones recientes, que ahora se muestra como una pila y las apps serán como diferentes fichas, amontonadas.

650_1000_google_i_o_2014_-_keynote_-_youtube_43

Mejoras internas

Aquí viene el regalito para los developers. Google ha mostrado 3 principales cambios respecto a la última versión, KitKat. El primero de ellos viene con la máquina virtual, ya que han hecho definitivo el cambio de Dalvik a ART. Si alguno está tan perdido como yo al leer esto, para que entendáis un poco Dalvik es una máquina virtual que permite la ejecución de las aplicaciones en Android. Es algo similar a querer ejecutar una aplicación de Windows en un sistema Linux, ya que tendríais que virtualizar un sistema Windows para poder ejecutarla. Ésta es la que se venía usando hasta ahora, y si bien el sistema es muy fluído, aún podría mejorar muchísimo más, y esto se consigue gracias a una nueva máquina virtual, la ART (Android RunTime). Para entrar en más detalles técnicos de cómo funcionan, os dejo este link.

Vaya como me he enrollado. Lo que viene a ser importante es que el cambio a ART reduce el consumo de procesador, y consequentemente el de la batería, además de dar más fluidez y rapidez al sistema.

Segunda mejora: la compatibilidad con Unreal Technology 4. Dada la potencia gráfica de este motor, vamos a poder disfrutar de alucinantes juegos en nuestros terminales.

Otra mejora es Project Volta. Esto no es más que un plan de ahorro y optimización de la batería similar a lo que ya incorporan fabricantes como Sony con el modo Stamina o Samsung con sus nuevos modelos, aunque éste ya vendrá con el sistema de forma nativa.

Más detalles para no dejarse en el tintero…

Algunos detalles que pasaron un poco desapercibidos pero que tras el paso de los días y de las pruebas de los desarrolladores son algo variados. El primero de ellos es algo que usaremos más de uno: el modo no molestar. Algunos fabricantes ya lo incorporan en sus modificaciones del sistema pero con Android L vendrá por defecto en todos ellos, pudiendo desactivar las notificaciones durante un rato determinado o no (con acceso rápido desde el panel de ajustes rápidos).

Más funcionalidades son la búsqueda dentro de los ajustes, para encontrar aquella opción que se nos resista; una configuración de brillo variable, que nos dejará escoger, por ejemplo, si seleccionamos el mínimo del brillo en pantalla, puede escoger de manera automática un matiz dentro de éste. Es como seleccionar el brillo automático dentro del brillo manual mínimo (espero haberme explicado bien).

Por último no quiero despedirme sin mencionar la posibilidad de leer ficheros PDF sin necesidad de ninguna aplicación extra, o el poder desactivar notificaciones de una aplicación concreta.

Con todo esto Google da unos pasos más adelante, mejorando ya la dinámica de diseño que empezó a ver la luz con las versiones 4.0 y posteriores, y optimizando más el sistema, ganando más estabilidad y mejorando seguro mucho la experiencia de usuario. De todas formas, hasta otoño no podremos disfrutar de la versión final, así que aunque haya tardado en traeros este post, estaré atento para posibles nuevas noticias.

¿Qué os parece este nuevo Android L? Ánimaros y contarme 😉

Imagen e info de Gizmodo en Español

Deja un comentario